Tamaño de fuente: +

Los 10 errores comunes en Social Media Marketing

Los 10 errores comunes en Social Media Marketing

Seguramente habrás leído y oído hablar en muchas ocasiones del Social Media Marketing. Este concepto, tan en auge hoy en día, hace referencia a las acciones de marketing online que realizas a través de las redes sociales y otras herramientas y plataformas aledañas, como campañas de envío de boletines por correo electrónico o sms, creación de contenido, etc.

A menudo nos encontramos con muchas empresas que dicen “estar en internet” cuando, lo único que poseen, es una o varias páginas en redes sociales donde, de vez en cuando, publican algo de contenido. En la mayoría de las ocasiones son enlaces a portales de información o fotografías rutinarias de trabajos realizados sin más acompañamiento. Con esta estrategia, ¿hacia dónde creen que van? ¿conseguirán convertir? ¿saben si están convirtiendo con estas acciones? ¿son constantes?

Analicemos los 10 errores más frecuentes en el marketing a través de medios sociales y descubramos juntos en qué fallan la mayoría de las empresas:

1. No cuentan con una estrategia de marketing online o un plan de comunicación.

Si vas a iniciar un viaje, debes conocer cuál va a ser tu destino y, para ello, deberás haber estudiado qué ruta vas a hacer, cuánto tiempo vas a estar y dónde vas a parar a descansar. En marketing online es exactamente lo mismo, necesitas conocer cuáles son tus objetivos, qué acciones y qué comunicación vas a realizar, y cuáles son las metas que vas a establecerte. Si no, ¿a dónde piensas que vas a llegar?

2. Apenas interactúan o analizan a su audiencia.

“Publico lo que a mí me gusta”. Sí, está muy bien, y es posible que conecte con tu audiencia pero, ¿has pensado que también demandan más de ti? Es posible que con el tiempo se cansen de ver lo mismo y necesiten otros incentivos. Si no te has parado a analizar qué publicaciones tienen más éxito o qué comentan tus seguidores es posible que no conozcas sus inquietudes y, por lo tanto, estés perdiendo oportunidades.

3. No cuentan con una estrategia de contenidos o calendario.

Empezar un día creando un perfil o una página en una red social y publicar algo es bastante fácil, lo difícil es ser constante, hacerlo con regularidad y no quedarse sin ideas. Por eso, es necesario conocer qué y cuándo vamos a publicar determinado tipo de contenido. Nos ayudará a mantener una línea clara, acorde a la estrategia de marketing online y el plan de comunicación, pero también a publicar contenido aquellos días que tengamos menos tiempo o estemos menos inspirados.

4. Insuficiente dedicación.

Está estrechamente conectado con el punto anterior. A menudo tenemos rachas en las que publicamos varias veces en el mismo día o en la misma semana, pero luego estamos varios meses sin acordarnos de ello. Tampoco nos paramos a analizar las métricas, conocer a nuestros seguidores e, incluso, a responder a las preguntas que nos puedan llegar.

5. No cuentan con métricas o no las analizan.

Todas las redes sociales ofrecen métricas gratuitas y muy sencillas de entender, pero pocos saben que están ahí, le dedican tiempo semanalmente y analizan los porqués que les marcan las cifras. Las estadísticas nos ayudan a conocer si vamos por el buen camino o no, de ahí que sean especialmente importantes el tenerlas en cuenta siempre para saber si debemos modificar nuestra estrategia. No todo se basa en contar cuántos seguidores tienes, hay que mirar más allá.

6. No atienden a sus clientes.

El ciclo de vida de un cliente depende en gran medida de la calidad del servicio y, especialmente, de la atención que reciba y perciba. Un cliente que repite compra es un cliente comprometido con nuestra empresa pero, a partir de ese momento, la capacidad de retenerlo sin defraudarlo requiere de un mayor esfuerzo que el de captación. En el momento que percibe que no es tratado adecuadamente o no se le contesta a sus consultas, pierde el interés y el compromiso.

7. Escasa preparación para gestión de crisis.

Los clientes descontentos siempre existen. Por muy bien que hagas tu trabajo, tengas un equipo muy bien formado e implicado y la calidad de tu servicio sea notable, siempre van a existir personas molestas por cualquier motivo. A menudo, las redes sociales son un punto de queja de estos usuarios y necesitas conocer cómo reconducirlos adecuadamente. Ten en cuenta que una gestión de crisis incorrecta puede hacerte perder clientes que confiaban en ti.

8. No cuentan con una estrategia de publicidad en redes sociales.

Aunque la capacidad de llegar a mucha gente es una realidad, el alcance en las redes sociales es limitado si no contemplas la posibilidad de promocionar contenido. La inversión publicitaria es precisamente eso, una inversión, no un gasto. Pero, como tal, debes medir muy bien cuánto inviertes, en quién y para qué. Así mantendrás el control de las campañas publicitarias y podrás aumentar la capacidad de conversión y el retorno de la inversión. Aquí también entra en juego una estrategia de publicidad estudiada y planificada.

9. Tratar a todas las redes sociales por igual.

Una de las preguntas más habituales de muchos clientes es si no se pueden automatizar las publicaciones, de tal forma que publicando en Facebook, automáticamente y en el mismo momento también aparezcan en Twitter. Cada red social es diferente, tiene su tipo de mensaje, su capacidad de atracción y su público. Por ello, automatizar publicaciones no te ayudará mucho porque, si apenas le dedicas tiempo a una red social, ¿cómo se la vas a dedicar a dos? Atención, no quiere decir que el contenido que generes en tu blog no sirva para muchas redes sociales, sino que cada una atrae con un mensaje diferente.

10. No integran sus acciones con otros canales.

Si tienes una oferta o descuento en tu negocio físico y no lo trasladas a tu web y a tu red social, ¿de qué te sirve estar en el mundo online? Y no solamente eso, sino que puedes impulsarlo con publicidad en redes sociales, envíos masivos de boletines a través del correo electrónico o sms, flyers… El marketing es un conjunto de acciones y, como tal, deben estar perfectamente organizados, planificados e integrados.

¿No sabes muy bien por dónde empezar? ¿Necesitas más información? ¡Suscríbete a nuestros boletines y recibe más estrategias, consejos y casos prácticos!

Caso práctico de marketing online para hoteles
Caso práctico de marketing online para tiendas de ...

Artículos relacionados

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://www.thechef.marketing/